ENFERMEDADES AUTOINMUNES

ENFERMEDADES AUTOINMUNES

El sistema inmune es capaz de responder a una gran variedades antígenos diferentes, debido al amplio repertorio de especificidades que ponen sus células B y T. Sin embargo, como consecuencia de que la generación de dicho repertorio es aleatoria, es posible que muchos de los linfocitos T o B producidos por el organismo reconozcan componentes propios. Estas células se encuentran normalmente controladas por distintos mecanismos, que aseguran, de este modo, la tolerancia a lo propio. Ocasionalmente, alguna célula B o T específica para un antígeno propio puede escapar a estos mecanismos generadores de tolerancia y atacar a los tejidos propios donde se localice el antígeno para el que es específica, dando lugar a una patología de tipo autoinmune. Los componentes de la inmunidad innata son en general autotolerantes de manera igualmente innata, por lo que solo participan en las reacciones autoinmunes si son invocados por los linfocitos T o las células inmunoglobulinas.
La autoinmunidad no debe ser considerada como un fallo general en los mecanismos generadores de tolerancia, sino como fallos puntuales en dichos mecanismos frente a ciertos antígenos propios en ciertos individuos.
La autoinmunidad es la falta de respuesta inmune adaptativa a los antígenos propios (antígenos).
La autoinmunidad es la ruptura de la autotolerancia por diversas causas aún no bien conocidas, aunque se han apuntado distintas posibilidades, como infecciones o simplemente reacciones cruzadas durante respuestas inmunes “correctas”. Además de estos factores ambientales, existen factores genéticos asociados.
Las enfermedades autoinmunes pueden clasificarse en órgano-específicas y no órgano-específicas, dependiendo del autoantígeno primario (localizado en cierto órgano o ubicuo, respectivamente)
RELACIÓN DE ENFERMEDADES AUTOINMUNES:

Acné
Acantosis nigricans
Autismo
Enfermedad de Addison
Anemia hemolítica autoinmune
Enfermedad de Crohn
Síndrome de Goodpasture
Enfermedad de Graves
Tiroiditis de Hashimoto
Púrpura trombocitopénica idiopática
Diabetes Mellitus
Esclerosis múltiple
Miastenia gravis
Glomerulonefritis
Psoriasis
Artritis reumatoide
Infertilidad espontánea
Uveítis
Retinitis pigmentosa
Fiebre reumática
Asma
Alergias
Alzheimer
Polimiositis
Lupus eritematoso sistémico
Lupus eritematoso discoide

El tratamiento de enfermedades autoinmunes debería ser específico, dependiendo del mecanismo patogénico. Sin embargo, debido a que la mayor parte de estas enfermedades desembocan en reacciones de inflamación (con el consiguiente daño tisular) los tratamientos antiinflamatorios son muy utilizados, y de hecho las enfermedades reumáticas son tratadas con drogas de este tipo.
Las terapias inmunosupresoras también son frecuentes pero debido a los importantes riesgos que conllevan, su uso ha sido restringido al tratamiento de enfermedades donde peligra la vida del paciente (por ejemplo, el lupus eritematoso sistémico). También se han ensayado con éxito terapias experimentales basadas en la vacunación con clones T específicos para el autoantígeno. Algunas enfermedades órgano-específicas se tratan supliendo el defecto o exceso metabólicos: insulina en la diabetes, tiroxina en la atrofia tiroidea, antitiroideos en la enfermedad de Graves, etc.

12 Comments

    1. Autohemoterapia

      Clara:
      Es posible que si se pueda aplicar la autohemoterapia en este paciente pero es necesaria una valoración y en caso de que se le practique la autohemoterapia, será necesario darle apoyo adicional con otros tratamientos que ayuden a la función renal

    1. Autohemoterapia

      Karen:
      en nuestra lista de enfermedades autoinmunes tenemos a las más representativas, sin embargo, el síndrome de aunticuerpos antifosfolípidos al ser un padecimiento autoinmune también responde de manera muy favorable a la autohemoterapia.
      De hecho, la autohemoterapia viene a ser el tratamiento de elección.

    1. Autohemoterapia

      Rosenda: con la autohemoterapia se puede tener un control que puede llegar inclusive a dejar de utilizar tanto los hipoglucemiantes orales como la insulina en el caso de la DM2. Sin embargo el factor genético no desaparecerá por lo que es necesario estarse checando con cierta regularidad para que en caso de ser necesario, se vualva a tomar el tratamiento.
      el concepto de curar o controlar por lo tanto lo dejamos a consideración del paciente.

  1. Héctor Solís

    Buen día, Veo que incluyen el Autismo en su cuadro. Algunos autores consideran al Síndrome de Asperger como una forma de esta condición. Ustedes así lo consideran? Tengo un hijo con ese perfil. Su tratamiento puede tratarlo? en caso de que así sea, cuales serían las expectativas de progreso al respecto? Gracias por su atención.

    1. Autohemoterapia

      Sr. Héctor:
      Efectivamente, puede considerarse al Asperger una especie de autismo leve.
      Hemos visto que la autohemotrapia da mejores resultados en autistas cuando el tratamiento se inicia en edad temprana.
      Hemos tenidos casos de autistas de 15 años de edad o más y se tiene un buen control del paciente logrando mejorar la atención y control de su agresividad cuando la hay.
      En niños autistas de 4 0 5 años, se ha logrado la recuperación total. A medida que avanza el crecimiento seguimos teniendo buena respuesta aunque disminuida.

    1. Autohemoterapia

      Iliana:
      Si, en pacientes con Gillian Barré puede utilizarse la autohemoterapia y debe de hacerse junto con rehabilitación para obtener los mejores resultados.

  2. Mary

    Buen día, mi hermana llevó su tratamiento para la artritis reumatoide y fue maravilloso el resultado, prácticamente la anuló sin un solo medicamento ( ya que ella así lo decidió) solo con su tratamiento. Mi pregunta es ¿el tratamiento aplica para regular, curar o controlar la monicitosis y plaquetas bajas?

    1. Autohemoterapia

      Mary: En este caso es necesario encontrar lo que está causando este estado. Son diversas las condiciones que pueden conducir a este problema. Si se tiene como causa primaria un padecimiento autoinmune entonces si le va a ayudar la autohemoterapia.
      De cualquier manera, si así lo desea, puede escribir a informes@autohemoterapia.org.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *